Es “miércoles de Ceniza” estamos en Cuaresma.  Estar en la Cuaresma no es pensar que lo viernes no hay que comer carne y que ese alimento lo cambiaremos por pescado. A muchas, muchísimas personas no obliga este mandato de la Iglesia católica por que no tienen para comprar carne ni tienen para pescado. Solo el grupo de personas, que cada vez son menos, están en condiciones de elegir, son las que deben acatar esta disposición. 

   Así como el Tiempo de Adviento fue una preparación para la llegada del Hijo de Dios hecho hombre, así ahora debemos prepararnos para la Semana Santa, donde Cristo se somete voluntariamente a una Pasión, a una Muerte y a una Resurrección para salvarnos.  ¿ Y de qué nos vino a salvar? De un destino que había para toda la Humanidad de desheredados del Cielo por el pecado. Por ello, en estos cuarenta días hemos de orar con más intensidad y pensar que es tiempo de sacrificios y arrepentimiento de nuestras faltas o pecados. 

Praise the Lord

Read the Whole Article at https://associationofcatholicwomenbloggers.blogspot.com/