La mayorÍade las personas tememos la muerte. Es una realidad y un suceso cierto e ineludible que muchas veces queremos eludir. Nuestra naturaleza tiende a la eternidad y a la inmortalidad. No enetendemos el por qué todo se debe acabar con  el fin de nuestros cuerpos mortales y buscamos recetas y panaceas tecnológicas para alargar nuestra vida o tartar de evitar la muerte.

Inquietud universal que nos deja ver que la enseñánza de la fe católica acerca de la vida eternal y la felicidad plena o cielo está cargada de verdad y que además responde a los anhelos más profundos del ser humano.

Spread the love

Read the Whole Article at https://associationofcatholicwomenbloggers.blogspot.com/