No quisiéremos que este fuese el tema que nos ocupa .Quisiéramos escribir sobre cosas hermosas, que las hay, no cabe duda, pero a veces quedamos tan impactados de ciertas realidades tan dolorosas y tristes que de noche y de día nos persiguen y es casi una catarsis el decir algo sobre ellas. Para ello y en esta ocasión nos vamos a referir al comienzo del admirable Salmo 23 : del Rey David :“El Señor es mi pastor, nada me faltará“.”El Señor es mi pastor, nada me falta, en verdes praderas me hace reposar y hacia fuentes tranquilas me conduce para reparar

Praise the Lord

Read more ... https://associationofcatholicwomenbloggers.blogspot.com